La historia de una etapa de mi vida.

 

Hola, hoy quiero contar mi historia referente a la enfermedad que padezco. A día de hoy me siento bien, feliz y empezando a realizar de nuevo algunas actividades que tuve que dejar en algún momento del proceso, todavía no al cien por cien, pero esperanzada cada día más en poder recuperar de nuevo mi vida.

He pasado por momentos muy duros, y sobre todo los peores, cuando a pesar de estar sufriendo nadie entendía mis dolencias y todos pensaban que exageraba. He perdido amistades, familia e incluso me ha provocado muchas discusiones con una de las personas que más quiero, Mi Marido.

Nunca hubiera imaginado que una enfermedad pudiera ocasionar tanto mal en una vida,  la cual, incluso estuve a punto de quitarme porque casi llega a superarme.

Pero ahora todo es diferente, todo ha cambiado en mí, aunque lo atrasado me estará persiguiendo durante el resto de mi vida, ahora tengo ganas de seguir viviendo y creo que he sido yo quien  ha superado a la enfermedad y no la enfermedad a mí.

Todavía a día de hoy tengo crisis que me hacen caer, pero vuelvo a levantarme y sigo andando, no puedo desfallecer porque la vida es muy bonita y hay que vivirla con ilusión y Esperanza.

Toda experiencia sirve para aprender, y por mi parte, he aprendido a valorar más las pequeñas cosas, los detalles más insignificantes y los momentos menos inesperados que se presentan en mi vida, he decidido no hacer planes y hacer las cosas como van surgiendo, no siempre encuentro el apoyo que necesito en los demás, pero incluso así sigo intentando hacer lo que puedo para ser feliz.

La vida es muy bonita pero no fácil, algunas veces se hace muy cuesta arriba y el dolor no me deja pensar con claridad, pero intento relajarme y pensar en otra cosa para que pase el día cuanto antes y sobrellevarlo lo mejor posible hasta que llegue la mejoría.

Una forma que he encontrado para sentirme mejor es ayudar a los demás, dar ánimos a quien creo que se encuentra peor que yo, y así pienso que me duele menos, porque intento que ellos se sientan bien, dándoles apoyo, cariño y cuidados a quien lo necesita, a las personas mayores y a los enfermos, me he hecho sanitaria, y para mí a sido un gran logro, el poder sentirme útil me ha ayudado a querer seguir viviendo y luchar por mi felicidad.

E.S.