PRÁCTICAS DE AUTOCUIDADO

Las prácticas de autocuidado y las modificaciones conductuales pueden mejorar los síntomas. Las estrategias de modificación del comportamiento pueden incluir:

  • Alterar la concentración y/o el volumen de orina, ya sea mediante restricción de líquidos o hidratación adicional.
  • Aplicar frío o calor en la zona más sensible al dolor.
  • Evitar ciertos tipos de ejercicio, como el aeróbico.
  • Evitar todo tipo de ropa, como pantalones muy ceñidos.
  • Controlar el estreñimiento.

La mayoría de los pacientes no dejan de experimentar síntomas por cambiar su estilo de vida. Pero muchos tienen menos síntomas con este tipo de cuidados.