El soporte afectivo de la familia es imprescindible, usted debe intentar mantener una actitud positiva, lo que le hará enfrentarse a la enfermedad con más decisión en los momentos bajos. Se ha establecido que las personas que cuentan con una buena red de apoyo social son algo más proclives a adaptarse bien a la enfermedad crónica con incremento en su calidad de vida.