No hay una dieta especialmente recomendada para los pacientes con CI/SDV, aunque hay enfermas que relacionan directamente la ingestión de algún alimento concreto con el aumento del dolor.